Un empresario puede prohibir a una empleada islamica el uso del velo por neutralidad religiosa ante sus clientes