Para reconocer la Incapacidad Permanente han de tenérse en cuenta todas las dolencias hasta el momento del juicio