La justicia europea no aprecia que en España los funcionarios interinos deben cobrar indemnización cuando son cesados