La empresa ha de pagar indemnización por daños y perjuicios si no permite disfrutar vacaciones