LA COOPERACIÓN ESPAÑOLA REPRESALIA A SUS TRABAJADORES POR SOLICITAR EL CUMPLIMIENTO DE SUS DERECHOS