El incendió de un vehículo estacionado en un garaje privado es un hecho de la circulación y el siniestro es cubierto por seguro