EL ALTO DIRECTIVO A SU CESE TIENE DERECHO A INDEMNIZACIÓN AUNQUE HUBIERA PACTADO CON LA EMPRESA QUE NO