Una Comunidad de Propietarios obtiene una sententencia que prohíbe a una vecina tener perros en su vivienda por molestos