Tras una excedencia voluntaria, la negativa del trabajador a incorporarse a un puesto en localidad distinta no implica dimisión