Sentencias que también matan. Juzguen ustedes.