Revés a los Bancos al poner el TS en entredicho los préstamos rápidos aplicando una Ley de 1908 sobre reprensión de la usura.