Responsabilidad médica por error de diagnóstico por no realizar las pruebas necesarias.