Responsabilidad del vendedor de un producto por no advertir al comprador que explotaba al contacto con el agua.