Los coeficientes correctores del ISD han de aplicarse aunque el patrimonio preexistente del heredero sea negativo