Las viviendas de uso turístico pueden alquilarse en Madrid por periodos inferiores a cinco días