La Administración responde por el atropello y muerte de una menor, tras bajar del autobús en una parada no señalizada.