IMPUESTO DE PLUSVALÍA: CARGA DE LA PRUEBA DE LA INEXISTENCIA DE LA MISMA