Es improcedente y no nulo el despido de un trabajador en situación de incapacidad temporal