Es delito el sólo hecho de que se conduzca con más de 0,60 MG/L de alcohol x litro de aire expirado o 1.2 GR/L en sangre