En violencia de género si han existido previamente supuestos de malos tratos no puede dudarse de la declaración de la víctima