En situación de concurso de una empresa, cuando el juez de lo social recupera la competencia para las ejecuciones laborales