En modificación sustancial individual de las condiciones de trabajo la sentencia de primera instancia no es recurrible.