En los préstamos con garantía hipotecaria es nula la cláusula que impone la responsabilidad del prestatario con todos sus bienes