En la indemnización por despido se computan las primas de seguro de vida y médico y las aportaciones al plan de pensiones