El prestatario ha de asumir los gastos de constitución del préstamo hipotecario según una sentencia de la AP de Oviedo