El Pleno de la Sala 1ª del TS establece que el pago del impuesto por la constitución de las hipotecas incumbe la prestatario