El permiso parental no se considera período de trabajo efectivo a los efectos del derecho a vacaciones anuales retribuidas.