El despido objetivo por absentismo, validado por el Tribunal Constitucional en su sentencia de 16 de octubre de 2019.