El despido de trabajadores protegidos: sólo cabe declararlo nulo o improcedente