El consentimiento de la víctima no atenúa la pena del agresor que incumple la prohibición de acercamiento