Cuidado con lo que se publica en las redes sociales, en este caso: Twitter. Puede ser delictivo