Condenado un Ayuntamiento a desviar la orientación de una cámara que enfoca directamente a una trabajadora y su ordenador