Cesta de Navidad: derecho adquirido